Portada » LIBRE Y REIVINDICATIVA » sociedad enferma. ¿en qué nos estamos convirtiendo?

En eso nos hemos convertido; en almas en pena que viven tragando sin masticar y vomitando sin digerir. Tampoco nos da tiempo a mucho más. Tenemos que seguir consumiendo más imágenes, leyendo más titulares y escuchando más discursos sin sentido para no pararnos a pensar en nosotros mismos.

Para no escucharnos. Para no reflexionar. Para evitar así darnos cuenta de que nuestra sociedad – esa de la que todos formamos parte – está enferma.

Me agota la homofobia, el racismo y la ignorancia, especialmente cuando estas lacras son elegidas y celebradas.

Me saturan aquellos que viven preocupados por la vida sexual del vecino y no por la propia. Como si no tuviéramos bastante cada uno con la nuestra. Pobres acomplejados.

Me hartan los que, por tener el color de piel que tienen, por haber nacido en el país que han nacido y por llamarse como se llaman, creen que su vida vale más que la del resto de los mortales. Valientes analfabetos. Me enervan los que, arrasando con todo a su paso, esparcen en bares y baretos la basura que consumen diariamente en ciertos medios de comunicación. Los mismos que son incapaces de formar ideas por sí mismos, de argumentar utilizando la lógica y la razón, y de salir ahí fuera para comprobar que sus verdades absolutas son de todo menos verdades.

Me dan miedo los líderes de opinión. Casi tanto como los que les siguen, vayan a donde vayan, digan lo que digan. Amén a todo, eligiendo nada. Me parecen seguidores peligrosos, ya que asumen realidades, ideas y comportamientos, delegando en otros su capacidad de juicio y su voluntad. Confiando en profetas de nuestro tiempo, en esos que nos han hecho creer que las metas se conquistan sin constancia y con atajos. Aprendices inexpertos.

Me superan las lecciones de moral, el doble rasero y la hipocresía sin límites; esas posturas que nos llevan a criticar, a cuestionar y a juzgar en otros, actitudes nuestras que no sabemos asumir.

Actitudes propias que no somos capaces de aceptar. Es tan cínico como inhumano que nos permitamos el lujo de hablar de la sangre que derraman otros cuando, como parte de la Unión Europea, tenemos las manos y los bolsillos tan, tan jodidamente manchados. Occidentales sin memoria.

ME ATERRA EL MACHISMO, tanto el que está tan normalizado que resulta invisible a los ojos de la mayoría como el que, en todos los rincones del mundo, nos mata cada día. Ese machismo que, cuando lo denuncias, hace que te comparen con aquellos que torturaron y asesinaron a miles y miles de inocentes sólo por ser judíos.

Me cabrean las recetas de la felicidad, la comprensión lectora nula, la falta de educación y las exigencias de quien nunca, jamás, supo dar.

Es desquiciante que nos creamos con el derecho a exigirle a otra persona cómo debe hacer su vida, mientras discutimos cada noche con la almohada porque no sabemos vivir la nuestra. Es insufrible comprobar cómo, aquellos que malgastan su tiempo libre, hablan de lo que no saben, comentan lo que no han entendido y corrigen lo que nunca habrían hecho.

MALDITOS. TODOS.

Malditos seamos nosotros y maldita sea esta rueda en la que nos hemos metido – voluntariamente obligados (o «libremente», como se dice hoy en día) – y de la que somos incapaces de bajarnos. Sencillamente incapaces. Por mil razones, pero principalmente porque tenemos miedo a no sentir las piernas al tocar, de una vez por todas, con los pies en el suelo.

R E C O M E N D A B L E  100% – B E S I S

FOLLOW ME!

 


«Tras la conducta de cada uno depende el destino de todos.»
ALEJANDRO MAGNO

Derechos de autor: Este texto NO ES MÍO, no ha sido escrito por mi. Lo he encontrado por Internet en la web de su autor EH!. Podéis ver su perfil de youtube en este link. El reconocimiento a los autores es imprescindible. ¡Felicidades Carlota por este video y texto!

(Visto 115 veces, 1 visitas hoy)

2 Comentarios

  1. Carlos Manuel 02/08/2021 a las 20:22

    Muy buen post. Muy de acuerdo en todo, sobre todo en eso que dice: «Me saturan aquellos que viven preocupados por la vida sexual del vecino y no por la propia». Atajo de acomplejados e hipócritas. Follar un poco más y criticar un poco menos.

    Contestar
    1. MÓNICA RUIZ 02/08/2021 a las 22:02

      ¡No podia estar más de acuerdo contigo Carlos! Un abrazo! Gracias por visitar mi blog 🙂

      Contestar

¿Quieres dejar un comentario? ¡Aqui puedes!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Mónica García Ruiz.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Webempresa Europa S.L que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.