⌛Tiempo de lectura: 3 minutos

Inicio » Chat » si no me conoces, ¿por qué me juzgas?

Queridas rubias, morenas, castañas, pelirrojas y de todos los colores, por desgracia, en la sociedad que vivimos crecemos absorbiendo prejuicios desde la cuna. Muchos los aprendemos y otros nos los creamos nosotras mismas, sin cuestionar si quiera si son ciertos o no. Damos por hecho frases tan estúpidas como:  «Los niños visten de azul y las niñas de rosa», «Los negros huelen mal», «Todos los gays tienen pluma», «La culpa es de las madres que dejan a sus hijas vestirse como putas», «Todos los andaluces son unos vagos», «Los catalanes unos tacaños», «Todos los hombres son iguales», «Las mujeres son unas exageradas», «Las mujeres conducen fatal», «Los musulmanes son terroristas yihadistas»; y así podría seguir una larga lista. ¿Te suenan estas frases? ¿Las has dicho alguna vez? ¿Las tienes como creencias aprendidas? ¡Enhorabuena! Estás llena de prejuicios. Como yo.  

Pero empecemos por el principio, ¿Qué es exactamente un prejuicio?  ¡Atención guapis! ? : Un prejuicio es un juicio u opinión, generalmente negativo, que se forma sin motivo y sin el conocimiento necesario. Es decir, supone tener una actitud negativa y hostil hacia una persona que identificamos como perteneciente a un grupo, por el simple hecho de pertenecer a ese grupo; entendido el grupo como una región, nación, religión, cultura, clase social, orientación sexual, profesión, etc…

¡¡OLE NUESTRO COÑO!! Es decir, juzgamos negativamente a alguien simplemente por ser como es. ¿Os habéis parado a pensar alguna vez en esto? Pero de verdad. Yo debo reconocer que hasta hace poco no lo había hecho con profundidad y no me ha gustado nada lo que he descubierto de mi misma. Pero absolutamente nada.

«Prejuicios = Discriminacion»

Me he dado cuenta que a lo largo de mis 37 años he discriminado a muchas personas debido a mis prejuicios, aunque haya sido solamente de manera mental (por supuesto, jamás he faltado a nadie el respeto, y jamás he sido violenta con nadie). Me he dado cuenta que tengo tantos «pensamientos de mierda» (así llamo yo a mis prejuicios) que seguramente me he perdido la oportunidad de conocer a muchas personas y entablar relaciones de amistad, profesionales e incluso amorosas…??. 

Es cierto que los prejuicios son muy difíciles de eliminar. Pero no es misión imposible. 

Querida lectora, si algo he aprendido este tiempo es que utilizar la empatía es la mejor forma de derribar esos pensamientos inútiles. Ponerse en lugar de la otra persona, intentar entender que siente, lo que piensa y comprender al prójimo desde su piel y sus ojos es la única forma de darnos cuenta que todos somos personas, que sentimos y sufrimos por igual. ¡Dejemos de ser tan dramáticas!  Utilicemos más el humor para reírnos de nuestros complejos y para mirar a los demás desde otra perspectiva.

Uno de mis objetivos en la vida es pensar de manera independiente y autónoma. Ser capaz de crear mis propios pensamientos con criterio y no dejarme arrastrar por el pensamiento global y las masas. No es tarea fácil, pero no pienso rendirme.

Al fin y al cabo hemos venido a esta vida a ser felices y a hacer felices a los demás ¿verdad? Como decía mi abuela, más follar y menos criticar queridas. 

B E S I S

FOLLOW ME!

 


«¡Triste época la nuestra! Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio.«
ALBERT EINSTEIN

(Visited 5 times, 1 visits today)

¿Quieres dejar un comentario? ¡Aqui puedes!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Mónica García Ruiz.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.