⌛Tiempo de lectura: 4 minutos

Inicio » STOP TABACO » Día 2. No he muerto.

21 de Octubre de 2022. No he muerto. Espera, ¿Cómo que no he muerto? Si he pasado un día entero sin fumar…🤔¿De verdad sigo viva?; como diría Alicia en el País de las Maravillas ¡Que curioso, curiosísimo! Os comentaba en mi anterior artículo que, durante los últimos 24 años, el cigarro me ha acompañado de una manera obsesiva, cruel y sin tregua. Pero, de repente y sin saber muy bien cómo, he conseguido pasar un día entero sin fumar. ¡Un día entero, desayuno, comida, cervezas con amigos y cena incluidas!

Y además no he muerto. Y no ha venido un vampiro a chuparme la sangre. Y no han bajado los siete jinetes del Apocalipsis tampoco, ¡que raro!… Si mi cabeza siempre me había dicho que no podía pasar ni dos horas sin fumar, porque algo malísimo me pasaría.

Empiezo a sospechar que no era mi cabeza la que me decía eso, sino el monstruo del miedo que estaba  apoderado al 100% de mi voluntad. Y digo estaba, porque al pasar el primer día sin fumar,  ese 100% ha bajado al 95%. Empiezo a ver una pequeña luz donde una voz me dice que sí puedo.

No ha venido un vampiro a chuparme la sangre.

Pero volvamos a la vida real. La verdad es que tengo una ansiedad descomunal ahora mismo.  Lo primero que he pensado al levantarme es que me apetecía un buen café e, instintivamente, he mirado hacia el balcón donde mi mesa, mi silla y mi cenicero me esperan impacientes. Y por un segundo he pensado que no tenía sentido dejar de fumar, ¿para qué?; tampoco es tan malo que me fume unos cigarrillos al día ¿no? ¿o si? ¿por qué estoy haciendo esto? ¡JODER!

Mi mente para nada está a mi favor. Como he dicho antes, quizás no sea mi mente la que me atormenta, quizás sea el monstruo del miedo pero… ¿en qué momento le he dado yo tantísimo poder y le he permitido levantar tanto la voz en mi cabeza? Estoy muy confusa.

En cualquier caso, mi terapeuta ya me había preparado para esto. Es el momento de coger mi libreta de Ex-Fumadora (sí, me he comprado una libreta preciosa la cual será mi «diario de abordo» en la mayor aventura de mi vida), y ponerme a trabajar en las pautas que pueden ayudarme a sacar mi mente de este estado tan oscuro.

Una vez hecho esto, me he preparado un café sí, pero esta vez en vez de acompañarlo con un cigarro he puesto un maravilloso donut de chocolate en el plato.

Ya lo se querida lectora (o lector). Las palabras «poner un donut en el plato» habrán hecho que pasen por tu mente frases del tipo:

  • Estás cometiendo un error. Estás sustituyendo el tabaco por comida, eso no es el método adecuado.
  • Vas a engordar y eso hará que baje tu autoestima.
  • El azúcar también es adictivo. Y además perjudicial para mantener una dieta sana.
  • La comida procesada hace que tengas más ansiedad. No te va a funcionar.
  • BLA BLA BLA BLA BLA BLA BLAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA…

Te repito de nuevo que tengo una ansiedad descomunal y que soy una yonki-adicta. Ahora mismo mi misión es «engañar» a mi cerebro y hacerle sentir que va a recibir un estímulo de placer inmediato para que no me atormente con el ¡fuma! ¡fuma! ¡fuma! ¡fuma!.

De hecho mi única misión hoy es NO FUMAR, por lo que pondré todas las herramientas a mi disposición que hagan falta; y a estas horas de la mañana te garantizo que, en mi caso, la mejor herramienta para no fumar es un café y un donut. Fin.

Ya tendré tiempo de preocuparme más adelante, cuando esté más fuerte frente al monstruo del miedo de mi cabeza, de que no necesito ningún sustitutivo para estimular mi cerebro. Además, en este momento de mi vida, engordar un par de kilos, saber que el donut es comida procesada o que el azúcar también es adictivo, es totalmente irrelevante frente a pasar otro día sin fumar.

¿Y qué voy a hacer hoy en mi segundo día sin fumar?

Pues hoy voy a salir a comer con mi mejor amigo. Sí otra vez, ¡voy a hacer vida social! Como contaba en «Día 1. Primer día del resto de mi vida sin tabaco«, no pienso renunciar ni a un milímetro de las cosas que me gustan hacer en mi vida por dejar de fumar.

Por lo tanto voy a salir a comer con mi mejor amigo y le voy a contar que ya no fumo para que me anime y esté pendiente de mi. Voy a tomarme un par de ricas cervezas sin fumar. Voy a pasar la sobremesa tomando una copa sin tener que salir del restaurante cada 10 minutos para encender un cigarrillo. Voy a aprovechar el tiempo con mi amigo para contarle como me siento, y para hacerle partícipe de este gran reto al que me enfrento.

Por la noche llegaré a casa y prepararé una rica cena. Cenaré, miraré una película o una serie y me iré a dormir para comprobar mañana si sigo viva o después de dos días sin fumar mueres sin más remedio.

Mañana ya veremos, pero hoy NO VOY A FUMAR.

B E S I S💋

«El continuo esfuerzo, no la fortaleza o inteligencia, es la clave para desbloquear nuestro potencial
WINSTON S.CHURCHILL

(Visited 31 times, 5 visits today)

¿Quieres dejar un comentario? ¡Aqui puedes!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Mónica García Ruiz.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.