Portada » DIARIO DE UNA RUBIA » cáncer de mama y feminismo.

Queridas rubias, morenas, castañas, pelirrojas y de todos los colores hoy me pongo seria para hablar de un tema que me afecta especialmente, y el cual me hace replantearme muchas cosas: el cáncer. Sabemos de sobra que  el cáncer es la segunda causa de muerte en todo el mundo. Y sabemos que es una enfermedad de mierda, que la mayoría de las veces aparece sin avisar, y otras veces cuando nos damos cuenta que está ya no nos deja margen de maniobra.

Las que me seguís, sabéis que mi misión con este blog (a parte de expresar mis ideas y escribir con libertad) es concienciar y hablar de temas jodidos, políticamente incorrectos y que de los que todavía no somos capaces de hablar por miedo, temor o desconocimiento. Hoy quiero hablar abiertamente sobre el cáncer de mama y el feminismo.  Para mi, son dos palabras que van íntimamente unidas.

Hasta hace medio siglo, el cuerpo de la mujer y las enfermedades que nos afectan importaban un carajo en el ámbito de la investigación médica. Los médicos trataban al cuerpo femenino como una variante inferior del cuerpo masculino o simplemente lo ignoraban.  No se hablaba abiertamente de la salud de las mujeres y se nos denegaba cualquier información al respecto. El cáncer de mama era una enfermedad mas bien oculta debido a la ignorancia y poca información de la que se disponía. Durante muchísimo tiempo, tener cáncer de mama, era motivo de vergüenza, de culpa y se debía ocultar.

Recordar que el cáncer de mama se caracteriza por afectar de lleno a la imagen corporal femenina por su asociación con la sexualidad, la intimidad y la maternidad. Los pechos femeninos siempre han llevado la etiqueta de «la sagrada feminidad» dictada por la santa madre iglesia 🤨… Hasta hace muy poco, que a una mujer le extirparan los pechos le hacía más daño psicológico que si le extirparan los brazos. Era despojarla de su esencia de mujer. Nunca más volvería a ser atractiva a un hombre ni digna de ser amada. Se convertía en un monstruo.

Durante muchísimo tiempo, cualquier mujer que tuviese cáncer de mama era motivo de vergüenza y se debía ocultar.

«Cáncer de mama y feminismo»

Aunque por suerte, en la actualidad el cáncer de mama tiene una gran visibilidad a nivel social, todavía existen muchos estereotipos que  fomentan la invisibilidad del mismo.  Fijaros en esto: Las mujeres que sufren cáncer de mama sufren una presión social brutal para esconder sus cuerpos. Todavía tenemos grabado a fuego en el subconsciente que una mujer sin pechos, ha perdido parte de su feminidad y que no volverá a ser la misma mujer nunca más. Cada día, a parte de luchar contra la enfermedad que es jodidísima de por sí,  las mujeres con cáncer de mama deben preocuparse de seguir cuidados específicos que afectan a su imagen corporal: búsqueda de sujetadores especiales, prótesis mamarias para disimular «el vacío» del pecho afectado,  operaciones de reconstrucción, búsqueda de pelucas, maquillajes, pigmentación de cejas y labios, implantación de pestañas. etc …

No me malinterpretéis queridas lectoras, estoy totalmente a favor de todo lo anterior y cuantas más opciones tengamos las mujeres para vernos bien, mejor;  pero lo que no estoy a favor es que todavía vivamos en una mentalidad donde las mujeres sintamos culpa y vergüenza por tener cáncer de mama.  Justo en este punto es donde más falta nos hace el feminismo.

El feminismo debe contribuir a visibilizar la problemática del cáncer de mama redefiniendo la enfermedad desde un nivel individual a un plano de responsabilidad de toda la sociedad. Como mujeres completas que somos (con o sin pechos!) debemos reclamar más investigación, luchar por la prevención y defender y reafirmar el derecho de las mujeres a elegir su tratamiento.

Queridas amigas, podemos apoyarnos las unas a las otras, visibilizar que nuestras tetas y nuestro cuerpo no nos avergüenzan. Solo quiero decirte que, si mientras lees estas líneas, estás pasando por un cáncer de mama sepas que no estás sola. Que existimos muchas más mujeres como tú, que estamos detrás de la pantalla de tu móvil o tu ordenador, dispuestas a ayudarte y dispuestas a plantarnos delante de cualquier espejo con nuestros cuerpo y reclamar nuestro espacio, nuestra dignidad y nuestra libertad.

B E S I S

FOLLOW ME!

 


«El cáncer me enseñó a parar de guardar cosas para una ocasión especial. Cada día es especial. No tienes que tener cáncer para vivir una vida al máximo. ¿Mi filosofía post-cáncer? No hay pérdida de tiempo. No hay ropa fea. No hay películas aburridas.»
REGINA BRETT

(Visto 86 veces, 1 visitas hoy)

¿Quieres dejar un comentario? ¡Aqui puedes!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Mónica García Ruiz.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Webempresa Europa S.L que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.